El Boyero de Berna

Origen E Historia Del Boyero De Berna

En muchas culturas han tratado de explicar el origen del Boyero de Berna. Principalmente se lo considera un perro de origen asiático, fuerte, musculoso, de cabeza grande y hocico corto con mandíbulas fuertes. Según la Historia los Romanos los usaban en sus batallas y los traían desde las montañas de los Alpes Suizos.

El Boyero de Berna ha traído muchas teorías y otra historia es esta: Se remonta al siglo XIX en el cual los Boyero de Berna eran utilizados para el trabajo en los graneros suizos del Cantón de Berna por sus cualidades excepcionales como: obediente, inteligente y guardian, tiene la capacidad de resistir a el clima de las montañas, por sobre todo era un buen conductor de rebaños y contaba con mucha fuerza para llevar carritos con tambores de leche a zonas que el ferrocarril en ese entonces no llegaba.  

El Boyero de Berna ha traído muchas teorías y otra historia es esta: Se remonta al siglo XIX en el cual los Boyero de Berna eran utilizados para el trabajo en los graneros suizos del Cantón de Berna por sus cualidades excepcionales como: obediente, inteligente y guardian.

El nombre original era Dürrbächler, proveniente del pequeño pueblo de Cantón de Berna donde se le conocía como Dürrbach, lugar que criaban a esto perros. 

En 1883 la Asociación Canina de Suiza organizó la primera exposición de perros en la cual no dio lugar a participar a los boyeros de berna. Pero luego 10 años después, un posadero en Burgdorf de nombre Franz Schertenleib se interesó por esta raza y logró inspirar las leyendas inculcadas por su padre sobre este gran y hermoso perro granjero.

Luego de Veinte años más tarde desde la primera exposición realizada, se organizó una en la que se le dio el lugar al Boyero de Berna conocido como Dürrbächler gracias al fuerte interés de los aficionados a esta raza que lograron convencer a la Asociación Canina Suiza de exhibir seis machos y una hembra.

Luego de Veinte años más tarde desde la primera exposición realizada, se organizó una en la que se le dio el lugar al Boyero de Berna conocido como Dürrbächler gracias al fuerte interés de los aficionados a esta raza que lograron convencer a la Asociación Canina Suiza de exhibir seis machos y una hembra.

En el año 1908 Franz Schertenleib había presentado un exposición al aniversario de la Sociedad Cinológica de Suiza en Langenthal a un perro de montaña bernés de pelo corto. Dada las características de este nuevo y hermoso perro montañés, el naturalista y geólogo suizo Albert Heim quien fue el juez en ese momento se había enamorado completamente a tal punto que decidió crear un club suizo de Dürrbäch, el cual define al Boyero de Berna de la siguiente manera: 

Es guardián, un gran compañero, buen arriero y ganadero”, excelente como animal de tiro. Protege a los niños, es amable, amoroso, afectuoso, atento a todo indicio de su dueño, fiel, obediente, fácil de educar y juguetón. Sin dudas son algunas de sus características principales.

En la actualidad, ya no se lo considera como un perro de trabajo, sino más bien como un perro doméstico y familiar. Esto puede deberse al hecho de que en nuestro tiempo ya no es preciso recurrir al uso de esta raza. Eso si, tendrás que alimentarlo con unas buenas raciones, es un perro que utiliza mucha energía en su día.

En el dia 24 de Abril de 1910 el señor Albert Heim organizó una exposición en Burgdorf en la que se logró inscribir 107 perros boyeros. La exposición fue tan exitosa que ya para los años 1935 los clubes eran criadores de Boyero de Berna como en Alemania, Holanda y Bélgica, hasta en Estados Unidos.

Un tiempo más tarde dieron frutos sus esfuerzos por preservar y mejorar al Boyero de Berna.

En el dia 24 de Abril de 1910 el señor Albert Heim organizó una exposición en Burgdorf en la que se logró inscribir 107 perros boyeros. La exposición fue tan exitosa que ya para los años 1935 los clubes eran criadores de Boyero de Berna como en Alemania, Holanda y Bélgica, hasta en Estados Unidos.

Las 4 razas de perros: Boyero de Appenzell, Boyero de Entlebuch, Boyero de Berna y Grande suizo conforman las principales razas en la región de los Alpes Suizos y ocupan aproximadamente el 62.5% del país, en su zona central y de oriente sur. Con el pasar del tiempo y varias cruzas el Boyero de Berna se convirtió en el perro que actualmente conocemos. Todas ellas son aptas para tener una educacion muy rapida y precisa.